Entrevista a Antonio Thenoux y su hijo Raúl Thenoux

Francés radicado en Arica, quien conoció a Luis Antonio Soto Romero también conocido como Alfa y Omega, en el año 1970, concedió gentilmente esta entrevista.

 

Buenos Días. 

Señores, muy buenos días. Usted habla con don Antonio Thenoux, hijo de Francés, radicado en Arica hace más de 30 años en este lugar. Hace muchos años atrás, el día 10 de febrero del año ´70, tuve conocimiento que el señor Carlos Díaz Dorado, profesor de la Universidad, me comunicó que había llegado a Arica un señor que se llamaba Luis Soto y que tenía un mensaje que dar; en esos años yo colaboraba con los Rosacruz, una organización de investigaciones religiosas. El señor Luis Soto fue invitado a una casa particular el día 12 de Febrero; la casa del señor Carlos Díaz Dorado, que era profesor; en esa reunión habían 14 personas, de la cual me recuerdo yo que había un psiquiatra, estaba el Rector de la Universidad del Norte, había el señor Guillén que era el jefe de los Rosacruz, había un señor representante de la religión católica y había otro grupo de otros señores más de la masonería, de la cual puedo darle el nombre que era don Manuel Díaz, que era uno de los jefes de la masonería de Arica.
Al señor Soto se le colocó en una sala rodeado de todo este grupo de señores, en la cual se le empezó a hacer preguntas relacionadas de muchas cosas; relacionado con los Platillos Voladores, relacionado con su persona y de muchas cosas interesantes; el señor Soto respondió todo, todo lo que él habló; en ese momento apareció un señor que era psiquiatra y a la vez hipnotizador; quiso hipnotizar al señor Soto y regresarlo a la época pasada y no pudo hacerlo, entonces aquí, ese grupo de señores de Arica, se burlaron del señor Soto; lo trataron de loco, farsante y mentiroso; yo fui uno de los pocos que estaban allí que lo defendí; ¿Por qué razón? Porque me encontré un grupo de gente de Arica que no conocía el problema, no conocía el problema profundo que tenía este hombre, de estos mensajes que recibía en forma telepática; entonces yo me acerqué al señor Soto cuando yo fui, yo lo vi que fue humillado, ¡¡humillado!!, de este grupo de señores, le dije: Señor Soto ¿Cuál es su situación económica aquí en Arica? - Señor -me dijo- estoy viviendo regularmente, muchas veces no tengo ni plata ni para comer -, entonces en esos años yo estaba construyendo acá en la Zona Industrial, una pequeña industria; entonces yo me lo traje a mi casa, la cual le ofrecí por lo menos un lugar donde durmiera, comida y un pequeño sueldo.
El señor Soto en las noches se dedicaba a escribir en páginas grandes; él conversaba mucho conmigo, ah, entonces la conclusión que yo saqué es que este hombre tuvo un problema de accidente muy grave; este señor fue marino en el sur de Chile, por el lado de Punta Arenas, tuvo una caída en el barco, se golpeó la parte cerebral y estuvo 6 meses en el Hospital de Talcahuano, fue declarado estado vegetal; estando 6 meses en estado muerto, este hombre ¡revivió!, nadie va a creer esto ¡revivió!, los mismos médicos lo dejaron libre; entonces este hombre empezó a hablar cosas increíbles; habló del futuro del mundo, hablaba de los Platillos Voladores, hablaba de su religión, hablaba de muchas cosas; hablaba cosas que se cumplió, nadie va a creer esto, ¡se cumplió al pie de la letra!; estamos hablando nosotros de año ´70. Habló sobre el triunfo de don Salvador Allende, habló que el señor Allende iba a gobernar solamente un período de 2 años y que lo iban a matar; habló cosas, anunció muchas cosas; incluso en las murallas que es donde vivió, dejó escrito el futuro del mundo para el año 2005; el año 2005 nosotros vamos a tener un gran cataclismo, que la autoridad aún no se da cuenta; la Tierra va a tener un gran golpe de un asteroide que tiene 20 kilómetros de largo por 10 kilómetros de ancho, ese asteroide va a caer en Estados Unidos, el año 2005, en el lado de Texas, eso es lo que dijo el señor Soto; habló muchas cosas que se han cumplido al pie de la letra.
Bueno, aquí él escribió muchos rollos y él quería llegar a otro lugar; él quería ir al Perú a predicar su Doctrina religiosa, yo lo ayudé económicamente para que fuera a Santiago a tener una entrevista con el Obispo mayor de la Iglesia Católica; no fue recibido; tuvo contacto con los Lamas, tampoco, porque en el Tíbet había una revolución con los chinos y el Lama está en exilio para el lado de China, allá estaba; entonces Soto decidió irse al Perú. Yo acá lo único que hice señor, fue darle una ayuda a este hombre que, incluso, él escribió en sus libros mi persona; cómo fue mi conducta, cómo lo ayudé y todo; sinceramente yo me siento un poco preocupado de nuestro futuro que se nos viene encima; porque hay cosas inexplicables, ah, mire, nadie va a creer esto, que este hombre ha tenido contacto con seres extraños de otro mundo, que vienen de un sector que se llama Ganímedes; Ganímedes es una luna que está en Júpiter y en Júpiter hay gente igual que nosotros, seres humanos igual que nosotros, ellos manejan naves espaciales y están recorriendo el mundo desde hace miles de años atrás; los Platillos Voladores se hablan de la época antes de la Biblia; hablan de las naves de fuego, habla de muchas épocas atrás; yo creo que se nos viene algo encima, la humanidad aún no se da cuenta de lo que está encima; Estados Unidos ha ocultado en el área 51 un lugar donde tienen los Platillos Voladores que chocaron y tienen gente igual que nosotros escondidas; lo que quieren ellos es saber la tecnología que tiene esta gente; esto es todo lo que podría hablar; el señor Soto fue un hombre que vino del espacio, eso es todo lo que podría decir.

Señor Thenoux, una inquietud con respecto a los planos que él escribía. ¿Usted lo vio escribir directamente?¿Cómo lo hacía, nos podría narrar?
 
Mire, el señor Soto se amanecía escribiendo dos rollos completos, escribía en forma telepática, incluso hay un video que fue publicado por un doctor que vino de Lima y se hizo tira la muralla donde él dejó los mensajes de la Tierra, el caballero que está aquí estaba presente cuando se hizo tira la muralla, ah, entre todos los hermanos de ellos botaron la muralla con autorización mía y sacaron fotografías de lo que él dejó; el mundo ha tenido varias transformaciones. (Aclaración: La muralla que se hizo tiras es la muralla que se construyó paralela a la primera muralla que es donde se encuentran los dibujos dejados por el Divino Maestro en casa de Thenoux.)
¿Usted leyó esos Planos que el Alfa y la Omega escribía, digamos en su hogar?
No, lo que más me interesó a mi fue los dibujos de los Platillos Voladores que él tenía en sus manos, que viajaban con energía solar, tenía una tecnología que no tiene nada que ver con lo que estamos viendo nosotros. El metal que tienen los Platillos Voladores no hay en esta tierra, es un compuesto de titanio, es un metal muy duro; y además la gente que viaja en esas naves son gente igual que nosotros, igual, con la única diferencia que hay dos tipos de gente que viaja en las naves; una que viene de otro planeta, esa gente no tiene orejas, tienen ojos igual que los caballos, tienen otra estructura de piel, su alimentación es vegetariana; no son gente comunes; y los otros hombres que vienen de las naves espaciales, son gente igual que nosotros que viven en Ganímedes.
¿Usted también sabe algo sobre la ciudad de Arica?, porque hay Planos donde se menciona a la ciudad de Arica; no sé, si le comentó algo sobre esta ciudad, sobre su futuro.
Mire, Arica esta condenada a sufrir muy pronto un gran cataclismo que la gente no está preparada; Arica en el año 1860,1862, hasta el año 1800, antes de la guerra del Pacífico; aquí ha habido grandes terremotos; el mar ha llegado hasta los mismos cerros, incluso llegó el mar hasta la Iglesia de San Marcos; Arica ha sufrido grandes cataclismos, porque nosotros estamos viviendo muy cerca de zonas volcánicas, cerca de nosotros tenemos más o menos como cinco volcanes que están tranquilos; frente a Arica, a 200 millas, tenemos un volcán submarino.
¿Y le comentó algo?
Me anunció que Arica iba a tener un cataclismo.
En los Planos, justamente, se menciona en una parte de que un maremoto parece va ha hacer estragos.
No, el cataclismo yo creo que va a venir por lo que él escribió; porque todo lo que ha escrito este hombre, se ha cumplido al pie de la letra, ¿me entiende?; porque en esa reunión de las 14 personas aquí en Arica, lamentablemente todas esas personas han fallecido; el único que posiblemente podría haber hablado algo ha sido el secretario de la Notaría, era don Manuel Díaz y yo creo que ese caballero desapareció; porque no se sabe donde está; don Carlos Díaz Dorado falleció en Málaga, el profesor de la Universidad; ah, todas las personas que estuvieron en esa reunión murieron en distintas cosas extrañas, ¿me entiende?
Alguna anécdota que usted tenga de Luis Soto, el enviado del Divino Padre Eterno que es para nosotros; una anécdota, algo que le quede en la memoria, digamos de El.
No, porque la conducta de Soto fue al lado mío, más que todo yo fui un hombre humano, como todos los seres que tratan de ayudar al prójimo. Soto colaboró conmigo, me ayudó a trabajar; era un hombre bastante empeñoso, qué es lo que pasa, es que él tenía el deseo de viajar hacia el Perú y de ahí quería viajar al Tíbet; que era muy difícil llegar al Tíbet, porque el que manda el asunto de los Lamas está en la China; usted debe comprender que el Tíbet fue invadido por los chinos.
Si pues. Señor Thenoux, infinitamente le agradecemos por su participación; esto va ser un reportaje que va a ser transmitido no sólo en Perú, sino en diferentes partes del planeta; quisiéramos sus palabras de despedida, digamos, un mensaje; qué nos podría decir usted, han pasado los años, desde que usted conoció a Luis Soto; ¿Qué concepto tiene Ud. ahora? Ya en Lima, Perú, somos cantidad y esto se va multiplicando más; no sólo en el Perú, sino en diferentes partes del mundo; también usted parece que se menciona en algunos Planos, he leído el nombre de Antonio como en 4 ó 5 rollos, algo así.
Señor, ¿quiere que le dé una explicación exacta qué pasó con el señor Soto? Cuando el señor Soto estuvo en el período vegetal en los hospitales, entiende usted, cuando uno está en un Hospital uno queda muerto ¿es así o no? Alguien se apoderó de ese cuerpo, ¡alguien!, porque el señor Soto volvió con una personalidad extraordinaria; volvió del más allá y que nadie tiene una explicación; porque los mismos jefes de la Armada Chilena, no tuvo explicación, los psiquiatras. Soto fue declarado loco en la Armada Nacional de Chile; él recibía una pequeña pensión; él según decía que radicó un tiempo en Tocopilla, pero no hay familia de él; no tiene familia el señor Soto, es un hombre que, yo mismo, con todos los conocimientos que tengo y la edad que tengo yo, algo pasó con el señor Soto, ah; él volvió nuevamente a su vida normal, pero con otra personalidad; con una personalidad inteligente, un hombre, oiga, que no tiene explicación y le puedo decir esto, porque todos sus mensajes, todos sus mensajes que él dejó, se han cumplido al pie de la letra.
A nombre de la Hermandad del Cordero de Dios de Lima-Perú, le agradecemos infinitamente por estas narraciones que usted ha hecho, que para el futuro son documentos importantísimos; porque en la Revelación del Cordero de Dios, se menciona de que ejércitos de investigadores, vendrán a investigar los lugares donde estuvo el Cordero, donde escribió los Rollos y usted no se imagina, pues, esto que está haciendo es historia; le agradecemos y esperamos que en el futuro todo sea mejor para todos; pienso que el futuro se puede cambiar, depende de nosotros, depende de nuestros actos.
Señor, le voy a dar una explicación algo increíble, mi hijo está de testigo; una noche estaba viendo televisión yo; primero en mi casa apareció una luz, jugaba la luz dentro de mi casa como dejándome un mensaje, luego miro yo el televisor y aparece un cuadro de esta estatura; se veían cosas relacionadas con la época de los egipcios, se veían cosas raras que yo mismo no me explicaba, las luces jugaron durante 22 días conmigo, en mi casa; un día salgo para afuera y me encuentro acá con una nave espacial, aquí arriba; un Disco Volador estaba encima de mi casa y nadie va a creer esto señor; en mi casa, usted no se imagina lo que me tocó ver, ah, las luces jugaban y yo decía: ¿Quién estará jugando conmigo?, yo miraba para afuera y no había nadie a las 10 de la noche y las luces jugaron conmigo durante 22 días, ah, como dejándome un mensaje; todas las luces iban a las fotografías mías, jugaban así, ah, jugaban; yo salgo para afuera, la luz me seguía; el animal que tenía yo, el perro, arrancaba; las luces aparecían acá; era una luz que venía como mandado, como una especie de...,no, yo no entiendo señor, como un láser, pero en dibujo, ah, estuvieron 22 días en mi casa. Yo conversé con personas y nadie me dio una explicación, ¿Qué es lo que pasó en mi casa esos días? los 22 días.
Raúl Thenoux, hijo de Antonio Thenoux, interviene: Fuiste a conversar con el jefe de Entel.
Antonio Thenaux: Yo fui a hablar con el jefe de Entel, con los ingenieros; hablé con mucha gente, y mucha gente no me creyeron; se lo juro que me tocó ver una experiencia, que nadie la ve; yo puedo jurar ante la Biblia acá, lo que me tocó ver, las luces estuvieron 22 días. Yo me sentaba frente a mi televisor y salían las luces, salía un cuadro, era igual que en Egipto, hay una serie de signos, era exactamente igual; nadie puede haber jugado conmigo aquí, pero la luz apareció en mi casa, ah.
Usted joven o señor Raúl, ¿Tuvo la oportunidad de conocer a Luis Soto?
Sí, tuve la oportunidad, felizmente, de conocerlo.
¿Podría narrarnos con sus palabras algo?
Claro, en oportunidades a veces cuando Luis Soto descansaba, me tocaba ir a ver lo que hacía, cómo se encontraba; si estaba bien de salud o mal de salud, en fín; pero él tenía una especie así como un sueño y una alegría interna, como si estuviera en contacto con nuestro Padre Celestial; una alegría muy hermosa que tenía; nunca fue irrespetuoso, todo lo contrario para mí fue una persona que siempre mantenía una armonía. El anunció golpe de Estado en este país; anunció lo que iba a pasar en Santiago; siempre decía: Va a pasar algo grande, en Santiago va a pasar algo grande; todo sucedió.
Antonio Thenoux: Porque fue la misma fecha.
¿Usted cuántos años tenía?
Raúl Thenoux: Yo tenía 16 años.
16 años, era ya prácticamente un adolescente.
Claro, estoy en todo uso de razón.
¿Algún recuerdo, algo que usted tenga de El?
Ojalá me estuviera viendo el Hermano Soto, mis saludos para él; porque yo estoy seguro que está vivo.
Así es, nosotros también sabemos que está en la China Popular; pero como es el Enviado del Divino Padre Eterno, está en todas partes.
Claro. Y hablaba muchas cosas, muchas cosas hermosas; entreparéntesis siempre los aborrecía a los militares, ah; a los militares, no se y eso fue antes del golpe de Estado y fue una persona que en su conducta, su forma de ser respetuosa toda, en verdad una persona muy especial para mí.
Antonio Thenoux: Le voy a contar una cosa más, el señor Soto me ayudó a construir esta casa. Entre para adentro, por favor. Él me ayudó a construir ésta casita. Él construyó su casita en esos años. Este es el lugar donde aparecían las imágenes (señala la pared de su casa), de esas señales que me llegaron, yo me sentaba acá (señala un sillón frente a su televisor) y a las 9 de la noche empezaba a llegar los mensajes.
¿Qué pensaba cuando esto sucedía?
Yo realmente estaba asustado porque salí para afuera y me encontré con una nave espacial a gran altura.
¿A la altura de su casa, digamos arriba?
Sí, fue una nave espacial.
¿Era grande?
Se calcula que tenía más o menos un diámetro de unos 40 metros.
¿Y cuando usted lo vio, cómo reaccionó?
Mire, yo pude observar; porque la gente de Arica a esa hora no se dieron cuenta; pensaron que se trataba de otra cosa. Mi nuera a las 2 de la mañana encontró una nave espacial cerca de la casa.
Increíble para el resto.
No, yo puedo decir la verdad, por la edad que tengo yo no puedo mentir.
Que experiencia la que le tocó a usted vivir, imagínese, tener a un ser Divino, prácticamente tenerlo en su casa; todas esas manifestaciones son como premios.
Yo le voy a dar una explicación. Nosotros somos gente que hemos sufrido mucho de una guerra Mundial; yo soy hijo de francés; mi familia arrancada de la guerra, ah, he llegado a Chile; yo a toda una persona yo le doy la mano, porque yo he recorrido 8 países.
¿Y cómo así es que usted llegó a Arica?
Arica me gustó mucho, cuando pasé en el barco acá hace 45 años atrás; pasé con el barco que se llamaba Marco Polo; yo iba con destino al extranjero y Arica me gustó, porque había unos italianos que me hablaron mucho de Arica, que era fácil ganar plata aquí y fácil trabajar y como en el extranjero es muy difícil ganar, volví y me quedé aquí en Chile. Soy chileno, tengo mi familia, tengo nietos, tengo mi mundo acá.
¿Cuántos hijos tiene usted?
Tengo un solo hijo, otro se me murió.
Experiencias inolvidables.
Raúl Thenoux: Experiencias inolvidables, más que todo por lo que anunció, todo se está cumpliendo, todo lo que él habló sobre los Platillos Voladores; en este momento se están viendo; sólo que la gente, porque acá en este mundo, tal como estaba diciéndole al hermano (ángel), acá en Arica, especialmente el chileno tiene la muy mala costumbre de ser burlesco; entonces no hubo un margen de respeto hacia el hermano Soto, todo lo contrario, hubo un margen de reproche, pero increíble, ah, ahora ellos son los que se burlaron de su misma ignorancia, entonces lo que yo tengo bien claro es todo lo que anunció; anunció también la pronta venida de los Discos Voladores, la Bandera Mundial, los grandes dibujos. Yo lo veía; lo que más me extrañaba del hermano Soto es que toda la noche escribía los Planos.
¿Usted lo vio escribir?
Yo lo vi escribir; empezaba a las 7 de la tarde y eran las 7 de la mañana y el hermano no tenía cansancio, no descansaba; y tenía un breve reposo a esa hora, como la una de la tarde, porque si uno se pone a trabajar a esa hora, lógicamente tiene que recuperarse; entonces tenía una habilidad tremenda o el Padre Celestial lo estaba ayudando para narrar lo que está sucediendo porque estas cosas están sucediendo actualmente; el asunto de los Discos Voladores y a mí me ha tocado ver Discos Voladores; lo he visto; acá una vez estábamos presentes varias personas, cuando vimos un gigantesco Disco Volador en pleno día solar acá, color blanco, que pasó más o menos a esta altura, por allá, por todo este lado.
 
Antonio Thenoux: Ah, le voy a contar una cosa muy interesante. Cuando hubo una reunión en esa época, el día 12 de Febrero del año 1970; estaba un señor que se llamaba Oswaldo Oza, perteneciente al Servicio de Inteligencia del ejército de Chile y estaba aquí en Arica; él fue a meterse a la reunión a ver de qué se trataba; pues éste caballero, cuando terminó la reunión; era un gordo que pesaba 130 kilos, era tipo fanfarrón, él dijo: éste hombre está loco; pues lo que le pasó a él fue lo siguiente: A los 20 días él tuvo que ir a la cordillera porque a todos los pueblos cordilleranos les estaban colocando radios a los carabineros para comunicarse con Arica; porque se temía en Arica que podía venir algo raro, pues cuando él venía de regreso con 4 oficiales del ejército -yo estaba en Defensa Civil, en esa época, mi hijo también- el vehículo venía en una pampa; pues apareció un Disco Volador y levantó el vehículo, lo levantó a 25 metros así; jugó con el Disco Volador, el Disco Volador jugó con el Jeep donde iban los militares; el señor Oswaldo Oza, el gordo, fue tanta la impresión que tuvo que se dejó caer del Jeep y cuando él se levantó su ropa estaba llena de excremento; el susto fue tan grande que le pasó algo terrible; cuando llegó a la Defensa Civil, él no quería hablar con la prensa, de verguenza; se fue a lavar y después hizo una declaración: Efectivamente el Disco Volador existe -dijo-. Me pasó algo muy terrible. -decía el guatón de burlesco, porque se burlaba de todo el mundo ese caballero, porque era jefe de Defensa Civil, Comandante, todavía; y de ahí empezó a tener problemas, porque las 14 personas que hubieron en esa reunión, distintas personas sufrieron distintos problemas, que se burlaron del señor Soto; el psiquiatra se volvió loco, nadie va a creer eso, el que quiso hipnotizar al señor Soto; el señor Oswaldo Oza de inteligencia, también tuvo pánico, porque ver que una nave espacial lo levantó al Jeep y lo dejó caer en la altura, eso fue muy comentado dentro del ejército; incluso acá, en la cordillera, desapareció un oficial del ejército y cuando volvió, cuenta él que fue secuestrado por Platillos Voladores.
Raúl Thenoux: Papi, ese señor conversó contigo.
Antonio Thenoux: Claro, cuando lo secuestraron... y a ese hombre lo llevaron a Santiago a una clínica psiquiátrica porque los militares creyeron que estaba loco; porque él cuenta la experiencia que estuvo dentro del Disco Volador; porque durante el tiempo que él desapareció, la barba le llegó hasta acá (el pecho), hay cosas que usted no se imagina, ah. La única persona que ha quedado del grupo de esa reunión, es mi persona; todos los demás murieron, las 14 personas del año ´70, del 12 de ese mes, ahí tiene usted.
Y cuando Luis Antonio Soto debió irse al Perú, ¿Cómo es que se fue?¿Qué le dijo a usted?
No, él me dijo que tenía intenciones de irse al Perú a predicar su Doctrina y se llevó todos sus Planos, yo tuve que desarmar su casita y levantar la muralla, pero respeté la muralla, construí otra muralla al lado de esa; y cuando el hermano vino para acá a pedir echar abajo la muralla, yo no tuve ningún problema; aquí creo que el doctor tiene toda la filmación de lo que se dejó escrito en la muralla; la muralla mide más o menos como 10 metros de largo donde dejó eso. Vamos al lugar donde estuvo el señor Soto.
Vamos.
 
 
Desde aquí hasta acá tenía el señor Soto una pieza y tenía su mesa para escribir todos los rollos que él hacía; en la muralla colocó el signo de la oveja, luego el mundo con sus grandes cataclismos que ha tenido y otros mensajes más que esta acá; esta muralla se derribaron con el objeto de sacar las placas, entonces tuvimos que hacer tira a toda esa muralla y hacer el reportaje.
Osea, la pintura está detrás.
Detrás, la pintura del señor Soto está atrás.
¿Y aquí estaba su habitación, como usted lo dice?
Claro, acá vivió él.
¿Qué tiempo estuvo acá?
Estuvo como 2 años, hasta el ´72, si.
...La misma cultura a Soto no le dieron una oportunidad, una oportunidad de ayuda; la masonería se rió de él y yo sé quiénes son los masones, los rosacruz; es un grupo de gringos que andan investigando religiones, investigando cosas extrañas del mundo; lo único que les interesa es la plata, igual que los mormones, ah, y para qué hablar de los demás, pues. Usted es un hombre demasiado joven, me gusta lo que hace usted, yo he estado en Lima en varias ocasiones, conozco Lima, ah, le salvé la vida a un millonario en Lima, nadie va a creer eso...
¿Ésta que avenida es?
Raúl Thenoux: Ésta es Barros Arana.
Usted específicamente nos podría decir qué labores desempeñaba Luis Antonio Soto Romero mientras trabajaba aquí con su Padre.
Raúl Thenoux: La labor más que todo, en esos tiempos, mi Padre se dedicaba al asunto de la compra-venta de chatarra, de cobre. Y él, más que todo, trabajaba como empleado de confianza. Y otra cosa más, que no se le trataba así como a los otros de ¡oye!; no; él trabajaba a su conciencia.
Nos podría contar algo acerca de este lugar. ¿Cómo era antes cuando usted tenía 16 años?
Raúl Thenoux: No estaban las palmeras, para comenzar. Oye, las palmeras fueron creciendo divinamente.
¿Ah, si?
Raúl Thenoux: Claro.
¿Osea, estaban, digamos, chiquitas?
Raúl Thenoux: Chiquitas. Las palmeras estaban así. Yo le voy a mostrar como estaban las palmeras...
A veces hay cositas que quedan...
Raúl Thenoux: Lo mismo, exactamente lo mismo de la narración.
Gracias.
 
 

Entrevista realizada el día Sábado 29 de Julio de 2000.Lugar: Avenida Barros Arana N° 2341 (Zona Industrial). Arica, Chile.Entrevista por: Hno. José Goicochea V.

fotos del Muro de Arica-casa de Antonio T.

/album/fotos-del-muro-de-arica-casa-de-antonio-t-/a6-jpg/ /album/fotos-del-muro-de-arica-casa-de-antonio-t-/a4-jpg/ /album/fotos-del-muro-de-arica-casa-de-antonio-t-/a5-jpg/